Chicago años 30

200full-party-girlSi nos molestamos en introducir en algún buscador la frase “Chicago, años 30” (o “Party girl” si vamos de políglotas), el buscador nos devolverá millones de resultados, de los que vamos a quedarnos, por ejemplo, con los relativos a una de las películas de Nicholas Ray, en este caso centrada en ambientes peligrosamente gangsteriles.

Si queremos ampliar nuestros conocimientos sobre el tema en webs como FilmAffinity, IMDb, Fotogramas, CineTerra, Listal (en la que puedes ver algunos carteles de la película) o cualquier otra que se nos ocurra, nos enteraremos de que la peli es de 1958, que está excelentemente interpretada por Robert Taylor, Cyd Charisse, Lee J. Cobb, John Ireland o Kent Smith en sus papeles principales, que la fotografía es de Robert Bronner, que la productora es MGM y que narra, de forma magistral, la historia de un triángulo formado por el abogado Thomas Farrell, el gángster al que presta sus servicios -Rico Angelo- y Vicky Gaye, corista en uno de los clubes de Rico.

Sabremos, incluso, que el guión es de George Wells.

Sin embargo, en ninguna de esas webs se hará mención a la novela de idéntico título (tanto original como traducido en España) firmada por Marvin H. Albert también en 1958. La única referencia aproximada que encontraremos será la de la Wikipedia en inglés en la que, introduciendo el nombre del escritor, leeremos la aclaración “He also wrote film novelizations (e.g., What’s New, Pussy Cat?) and many other novels”, aunque, como se puede ver, tampoco se menciona concretamente ésta.

marvinhalbert001

Menos mal que tengo el libro delante, si no pensaría que jamás había existido la novela en cuestión ni un autor llamado Marvin H. Albert.

firma twitter peqgplus firma

Anuncios

2 comentarios sobre “Chicago años 30

  1. ¡Caramba, Ricardo! Ese libro es una rareza. La película la conozco. De Cyd Charisse recuerdo, sobre todo, sus piernas y que era una bailarina extraordinaria. Subió a los cielos hace muy poco tiempo. De la novela de Plaza, cuya portada muestras, me gusta esa redundancia de “novela completa, edicion íntegra”, que debía rezar por las otras muchas que nos llegaban incompletas y cercenadas, imagino.
    Un abrazo

  2. Pues sí, el libro es de 1960 y lo compré en un rastrillo playero hace varios años, curiosamente poco después de haber visto la película. Imagínate, páginas amarillentas ya tirando a naranja. Y sí que resulta curiosa la insistencia que señalas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s