Aibó, aibó, silbando a trabajar

Por fin, tras varios meses de obras, hace unos días quedó inaugurado el flamante carril bici que recorre las avenidas más céntricas de Zaragoza, 11 nuevos kilómetros que se añaden a los 88 ya existentes (además de los 33 kilómetros de vías verdes), permitiendo la comunicación entre los diferentes barrios y a través del centro de la ciudad.

Porque, hasta ahora, buena parte de los kilómetros existentes tenían un carácter más bien lúdico o deportivo, para fines de semana ya sea porque circunvalan la ciudad, discurren en paralelo a zonas verdes o no presentan una conexión eficaz que permita recorridos “útiles”. Poco eficaces por tanto -salvo algunas excepciones- para que la bicicleta pudiera usarse de un modo seguro como un medio de transporte limpio, sano y económico.

Pues bien, aunque me desplazo diariamente al curro en bici en un trayecto tranquilo de menos de dos kilómetros a lo largo de la ribera del Ebro, por casualidades de la vida, en un par de ocasiones he tenido que desplazarme a otro centro de trabajo, a cuatro kilómetros de casa, que me permitía estrenar el nuevo carril en 3.600 metros de su recorrido, internándome de lleno en la jungla de cristal en hora punta y compitiendo en igualdad de condiciones con los motorizados amos absolutos del asfalto.

Lo he hecho, claro, para comprobar lo que ya sabía: que Zaragoza presenta una orografía ideal para ir en bici, pocos días de lluvia al año y el único inconveniente del cierzo que a veces nos machaca. Y que, con este nuevo y céntrico carril, a mí no ven el pelo en un atestado (y, demasiado a menudo, apestado) autobús que nunca sabes cuándo va a llegar ni en un coche atascado en el tráfico diario. Como todos aquellos a los que he ido adelantando estas dos mañanas, ocupados por conductores con permanentes caras de mala leche, mientras, no sé por qué, iba silbando la musiquilla de Verano azul.

Anuncios

4 comentarios sobre “Aibó, aibó, silbando a trabajar

  1. Je, je. Ricardo Contador.
    A por la Vuelta a Zaragoza.
    Yo soy usuario muy ocasional de Bicing en BCN, bueno, en total he agarrado ese aparato tres veces, con tres ostias y no consagradas. La primera sin frenos y con prisa, la segunda contra un árbol por culpa de un señor que empezó a bromear, que si a un lado o si a otro. Y la tercera y última contra la puerta del taller.

    1º Tendría que estar prohibida a gente que ha sido pajarero-ciclista como yo, somos muy peligrosos.
    2º En BCN, la mayoría de las bicicletas estan tiradas por el suelo. Mucho gamberrismo. Incluso cuelgan videos en you tube, que son para slair corriendo.

    Espero que Zara-goce de la bicicleta.

    UA

    Cruce.

  2. Aquí ha tenido mucha aceptación, dicen los datos que con 12 usos diarios por bici frente a los 8 de una ciudad en la que está tan consolidado como Barcelona. Y el estado de conservación es bueno, de momento se respetan.
    Y lo que se ha conseguido, desde luego, es que salgan muchas bicis particulares de los trasteros.

  3. Es que el título (“guapo zaragozano”) cuesta y hay que conservar el tipo….¿Y no has pensado en la tierna acelga o en la sabrosa calabaza? ¿Y qué me dices de la denostada espinaca o del escultórico brécol?
    Ánimo y a ver cómo crecen las páginas de Tana Marqués, que ya estoy deseando leerlas.
    Un beso.

  4. Si no se acaban pronto estas entrañables fiestas, el que es mío es el título de “orondo zaragozano”. Lo de las verduras, siempre he dicho que estoy en otro eslabón de la cadena alimenticia y las como transformadas en ricos filetes de ovino, porcino o vacuno. Y Tana… en ello estamos yseguiremos informando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s