Prometo cumplir y hacer cumplir

Pues esto se acaba, damas y caballeros, y como cada 31 de diciembre parece que resulta obligado plantearse algunos objetivos para el año que está a punto de comenzar.

No, este año ni siquiera me voy a comprometer a ir al gimnasio. Tampoco a dejar el tabaco, aprender inglés, llevar un listado de las novelas que leo y otro de las que abandono al cabo de menos de 30 páginas o intentar ser mejor persona, que ya decía Mae West que “cuando soy buena, soy buena; pero cuando soy mala, soy mejor”. O aquello tan conocido de que “las chicas buenas van al cielo, las malas a todas partes”. Ministerio de Igualdad mediante, espero que la frase sea igualmente aplicable a los chicos.

No, este año sólo quiero comprometerme -y por escrito, para que conste en acta- a aquello que creo seré capaz de cumplir. Así pues, I Promise:

1.- Revisar, un día de estos, mis niveles de colesterol y triglicéridos.

2.- Actualizar regularmente este blog.

3.- No abrir nuevas cuentas de correo, apuntarme a más redes sociales ni probar todos y cada uno de los inventos informáticos que la Red, de modo gratuito, pone a mi disposición.

4.- Seguir adelante con la revista digital de La Balacera hasta, al menos, llegar al número 38 de .38 (al ritmo actual de 4 o 5 números por año, el cumplimiento de esta promesa no podrá comprobarse hasta, más o menos, 2017).

5.- No volver a tender la ropa sin escurrir cada vez que compruebo que ya está casi seca la de la vecina de debajo.

6.- Publicar la primera novela de la serie Los casos de Ulises Sopena, titulada Cuestión de galones y de la que ya se pueden conocer bastantes detalles a través de la sección correspondiente de este mismo blog. Seguiremos informando.

7.- No jurar en arameo cuando, por accidente, algún programa (casi cualquier programa) de Telecinco se cuela en la pantalla de mi televisor. Aprender a hacerlo en otros idiomas (no en inglés, claro).

8.- Avanzar notablemente -o incluso terminar- la tercera de la serie protagonizada por Tana Marqués, que ya tiene estructura definitiva y 60 páginas redactadas y en la que será alguien vinculado al mundo editorial quien contrate los servicios de mi florista favorita. Pero sin acritud, que decía aquel.

9.- No beber agua salvo con receta médica.

10.- Tratar de cumplir, en la medida de lo posible, todas y cada una de las promesas anteriores.

Veremos dentro de doce meses si se me puede considerar un hombre de palabra o las palabras (incluso pixeladas) se las lleva el viento. De momento, brindemos por el 2010 con estas dos amigas de Tana y que tengan todos/as ustedes un año tan sobresaliente como dan a entender sus dos últimos dígitos.

Anuncios

9 comentarios sobre “Prometo cumplir y hacer cumplir

  1. ¡Eso es un decálogo para el futuro! Mis mejores deseos para que al menos el 75% se cumplan y que .38, Tana Marqués y Ulises nos sigan acompañando. Lo de la fuerza para Luke y su familia galáctica.
    Salu2

  2. si te regalan ahora una secadora ya tienes cumplido el aprt numeo 5…
    uno de mis propositos es seguir leyendote, que tengas muy buen año 2010

  3. Querido Ricardo, me he reído mucho pero no comparto muchas de tus promesas… y otras me encantan, sobre todo esa de no beber agua y disociarte de la futuridad social de las redes.

    Nada, hombre, que sigas siendo como eres, que por eso se te quiere.

    Feliz 2010… un brindis por la Literatura… y por nosotros, qué caray.

  4. No ways th87#&a21t;s a technical hickup. Twitter has literally hundreds of messages passing through their servers every 10 seconds, what’s the chances? Matthew, sorry man you got pwned.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s