Mauricio never died

bustomauricio

Mauricio Aznar nacía el 26 de enero de 1964 en Zaragoza.

Mauricio Aznar moría en Zaragoza el 2 de octubre de 2000.

En esos 36 años, Mauricio fue uno de los tipos más inquietos de la ciudad y el fundador de grupos como Golden Zippers y Más Birras (ambos dedicados al rockabilly en estado puro) o Almagato, con el que profundizó en el folklore argentino.

En 2004, su ciudad -mi ciudad- le dedicó un paseo en el que se erige el busto que puede verse en esta nota.

Yo no puedo dedicarle una calle, lo más que puedo hacer es pensar que sigue vivo y dedicarle mi próxima novela, la que transcurrirá en la Zaragoza navegable que me ha dado por imaginar (de cuya publicación, por cierto, daré más detalles un día de estos). Y lo haré a través de la música que un taxista rocker -sí, los viejos rockeros nunca mueren y seguirán existiendo en 2041- escucha mientras conduce su motora.

Dos canciones que vienen que ni pintadas a la trama y la ciudad en que se desarrolla la novela. La primera es Asesinato en Torrero, cuya letra puedes leer en el número de septiembre de 2009 de .38, dentro de la sección “Para mi churri, que me estará escuchando en el talego”. La otra es Apuesta por el Rock&Roll, uno de los diez mejores temas de 1987 según Radio 3 y, seguramente, su composición más conocida, gracias también -por qué no decirlo- a la versión que Bunbury hizo hace unos años y que sigue interpretando en algunos de sus conciertos.

Dejo aquí la letra y un vídeo de Youtube, no es el de mejor calidad pero sí uno de los pocos en los que se puede ver a Mauricio en directo.

Ya no puedo darte el corazón
Iré donde quieran mis botas
y si quieres que te diga qué hay que hacer
te diré que apuestes por mi derrota

Quítate la ropa, así está bien
No dejes nada por hacer
Si has venido a comprarme, lárgate
Si vas a venir conmigo, agarrate

Larguémonos chica hacia el mar
No hay amanecer en esta ciudad
Y no sé si nací para correr
pero quizás sí que nací para apostar

Sé que ya nada va a ocurrir
Pero ahora estoy contra las cuerdas
y no veo ni una forma de salir
Pero voy a apostar fuerte mientras pueda

Larguémonos chica hacia el mar
No hay amanecer en esta ciudad
Y no sé si nací para correr
pero quizás sí que nací para apostar

Ya no puedo darte el corazón
Perdí mi apuesta por el rock’n’roll
Perdí mi apuesta por el rock’n’roll
Perdí mi apuesta
Es la deuda que tengo que pagar
y ya no tiene sentido abandonar
Ya no tiene sentido abandonar
Oooooohhhh!!!
Noooo, late el corazón.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mauricio never died

  1. Hermoso recuerdo de un gran escritor hacia un gran músico… somos de la misma quinta, he coincidido con ambos, bien en el Instituto, contigo Ricardo, o bien en las calles, con Mauricio. Me alegra este recuerdo y esperaré tu novela ansioso de leerla.

  2. Espero que se pueda leer más pronto que tarde y, como digo, los dos temazos que aparecen son todo un regalo por parte de Mauricio a una trama que parece hecha a medida (aunque no lo está, desde luego). Pero todo encaja, todo encaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s