Lennox

Craig Russell cambia de personaje, de ciudad e incluso de registro.

En Lennox no encontraremos al comisario Jan Fabel recorriendo las canalizadas calles de Hamburgo. En esta ocasión viajaremos a Escocia, si bien no a la ciudad natal de Russell -Fife- sino a Glasgow, segunda ciudad del Imperio británico.

Y le sienta bien al escocés el cambio de aires, pues aunque las novelas protagonizadas por Fabel no me decepcionaron -las tramas son interesantes, el ritmo correcto y acción no falta- siempre me parecieron excesivamente cargadas de sangre y vísceras, con unos asesinos en serie siempre presentes que no terminan de ser de mi gusto.

Lennox es más clásico, se mueve en los ambientes gangsteriles de los años 50 y su tono y maneras recuerda en cierto modo a los que encontramos en las novelas de sus compatriotas Rankin o McDermid.

Bueno, aunque lo de compatriotas no es exacto, porque Lennox es canadiense, ex combatiente y afincado en Glasgow desde el final de la guerra. Y esa condición de extranjero es la que le permite distanciarse de los nativos y describir con mayor objetividad a sus vecinos glasgowianos y edimburgueses, ninguno de los cuales sale bien parado, por cierto.

En esta su primera -y espero que no última- aparición, Lennox investiga el asesinato de dos hermanos gemelos, gángsteres de segunda división, que parecen querer jugar en la Premier League, la que está dominada por los conocidos como Tres Reyes -en absoluto magos-, tres sujetos que se reparten la práctica totalidad de los negocios ilegales de Glasgow y que permiten la existencia de los gemelos siempre y cuando estos se conformen con las migajas del pastel.

Me gusta Lennox, un buen tipo. Y una buena novela, aunque no me resisto a tirarle de las orejas al traductor, porque carpet no significa carpeta, desde luego (página 226). Un error de bulto imperdonable, un spanglicismo (no sé si se puede permitir esta palabreja) que alguien debería haber corregido a tiempo.

Lennox
Craig Russell
Roca Editorial

Anuncios

4 comentarios sobre “Lennox

  1. Bueno, eso es bien avanzada la novela, hasta entonces no había detectado barbaridades reseñables. Supongo que el traductor estaría pasando un mal momento personal al llegar ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s