Un hombre sin palabra

Lo sospechaba, pero ahora lo sé con certeza absoluta: soy un hombre sin palabra.

Y lo digo porque hace ahora un año publicaba en este vuestro blog un decálogo de buenas intenciones y, en la introducción, decía esto:

“…No, este año ni siquiera me voy a comprometer a ir al gimnasio. Tampoco a dejar el tabaco, aprender inglés, llevar un listado de las novelas que leo y otro de las que abandono al cabo de menos de 30 páginas…”.

Pues nada, la primera en la frente, porque este año, por primera vez y sin que sirva de precedente, SÍ he hecho ese listado de novelas leídas, algo más de 70 -algunas inconclusas, desde luego- que detallo a continuación (como ha sido un listado para mí mismamente, no me he molestado en ir anotando autor y editorial, así que ya tenéis trabajo).

En cuanto al resto de promesas, me hice análisis de colesterol y triglicéridos y he actualizado regularmente el blog. También he cumplido con lo del .38 y lo de no beber agua. He fallado en todo lo demás (incluso en lo de tender la ropa), aunque espero solucionar lo de Ulises en los próximos meses.

Hala, ahí va la lista:

Última noche en Granada
Cinco lecciones sobre el crimen y la histeria
Mantis
El pianista siciliano
Lo lentos pasos que nos han traído hasta aquí
Maldito karma
Asesinato en el Palacio de las Artes
Nada (de Manchette)
Asesinatos archivados
Wanted lovers. Las cartas de amor de Bonnie and Clyde
Trampa para Cenicienta
La felicidad de los ogros
El currante se revuelve
Ángeles en la nieve
Matar por amor
Una venda en lo ojos
Conexión Lorena
La mala espera
Mafia
Un cadáver junto al Bósforo
Un lugar incierto
Eifel Blues
Aliento a muerte
La Frontera Sur
Pájaros sin alas
La prisión de los espejos
Caminos cruzados
Cracovia sin ti
Tren de venganza
Los hombres que no ataban a las mujeres
La vida fácil
El enigma de la calle Calabria
Los días de mercurio
La soledad de Patricia
Entre trago y trago
El último diario de Tony Flowers
Oscuro bosque oscuro
Lennox
La dama y el recuerdo
El cebo
La hierba maldita
La ciudad del trueno
Otro día en el paraíso
Si hay que matar, ¡se mata!
Shahmarán
El humo en la botella
Asesinato en la colina
El tiempo de la bruja
La versión del Minotauro
El cuaderno de Nicholaas Kleen
La estrategia del agua
Código de conducta para chicas guapas
Escoria
Hombres sin suerte
Black & Blues
La hora de las sombras
Los pecados de nuestros ancestros
Tiempo para crear, tiempo para matar
Cuchillada en la oscuridad
Demasiado corazón
Billie Morgan
Sábado de Gloria
El caso del hombre que murió riendo
Guía de la novela negra
El inspector Ghote sigue los dictados del corazón
Un cadáver en el billar
Todo lo que sé sobre novela negra
Black, black, black
Todo es silencio
Esta noche digo adiós
Mala hembra
Nueve dragones
Aguas gélidas
Aquelarre. Antología del cuento de terror español actual
Confesiones de un gángster de Barcelona
 
 
Anuncios

3 comentarios sobre “Un hombre sin palabra

  1. ¡Qué diablos! Sin darte cuenta, has hecho realidad el regalo de reyes que pedí a los 25: que un libro mío figurara en la misma lista que uno de Manchette… ¡Me has hecho feliz, Ricardo! jejejejejejejeje.
    Para lo del agua, yo tengo un buen truco: añádela whisky.
    Un abrazote enorme y a seguir adelante con los propósitos (lo de Ulises nos lo debes).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s