Fidelidad y promiscuidad

Al hilo de la entrada anterior de este tu blog, se me plantea una duda metódica en esto de los ordenadores que, espero, no me impida dormir a pierna suelta como es habitual en mí: ¿por qué, en general, somos tan promiscuos con las redes sociales y tan fieles a los sistemas operativos?

Me explico.

Muchos de nosotros estamos no en una sino en varias redes sociales simultáneamente: Facebook, Twitter, Linkedin, Tuenti, Myspace o la recién creada Google+. Vaya, que allá que vemos una red nueva nos lanzamos de cabeza, nos vamos con la primera que aparece, no nos importa ponerle los cuernos a nuestra red de toda la vida… Promiscuidad llevada al extremo. Y a pelo, sin condón ni nada, facilitando todos nuestros datos al primero que pase a nuestro lado. Luego vienen los virus y enfermedades venéreas y nos quejamos.

Sin embargo, cuando hablamos de sistemas operativos la cosa cambia radicalmente. De hecho, tal es la fidelidad a algunos de ellos que se dice por ahí que la relación de muchos usuarios con Windows es muy parecida a la de ciertos matrimonios, que uno sabe que su cónyuge presenta muchos fallos y limitaciones, que en ocasiones no hay quien lo soporte, que está colgado la mitad del tiempo, que alrededor hay tipos y tipas con las que una o uno sería mucho más feliz… Y, sin embargo, te quiero para toda la vida.

Yo, pecador, me declaro polígamo en el tema de las redes sociales (Facebook, Google+ y Twitter, esta última para los revolcones rápidos de menos de 140 segundos) y profundamente fiel al que es mi sistema operativo desde hace más de cinco años: Ubuntu, actualmente la versión 11.04 (también conocida como Natty Narwhal). Vale, tuve un escarceo de un año con OpenSuse (otra distribución de Linux, supongo que ya lo sabes, aunque los puristas digan que Ubuntu o Suse no son ni Linux ni ná, a esos les va el sexo duro), pero no me llenaba. A la Suse solo la tengo en el trabajo, a la Natty para todo lo demás.

Desde entonces soy feliz: tengo todo lo que quiero al alcance del ratón (editores de texto, de imagen, de vídeo, reproductores de música, clientes para descargas…), gratis y sin pirateos, no tengo que soportar a un colgado ni a sus pantallazos azules, puedo navegar a pelo, sin temor a los infecciosos virus… Un placer en todos los sentidos.

¿Y tú? ¿Fiel o promiscuo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s