No sin mi Android

Lo confieso: me vuelven loco los aparatitos con botones, aunque en esta ocasión se trate de unos sin ellos, o con ellos pero virtuales. Osease, con pantallita táctil por la que resbalar las yemas de los dedos y navegar, navegar, navegar…

Hablo del smartphone, ese miniordenador con el que, además, se puede hablar por teléfono. Y tras casi un año utilizándolo, llego a tres conclusiones:

a) Que, llevando encima un cacharro de estos -y quién sale de casa sin el teléfono, digo yo-, el netbook que siempre me ha acompañado en mis vacaciones veraniegas, navideñas o semanasanteras ha perdido casi toda su utilidad: en 24 días de playa no lo habré abierto más de dos veces, manteniéndome al día en cuanto a correo electrónico, redes sociales, agendas personales y actualizaciones de blogs a través de la maquinita que cabe en la palma de la mano.

b) Que quiero una pantalla más grande (mi presbicia lo agradecerá), así que en cuanto cumpla el añito ya se sabe: amenaza de baja o portabilidad y a esperar la llamada de rigor de la compañía actual ofreciendo un nuevo chisme que satisfaga mis deseos.

c) Que la compra de un smartphone lleva asociada un comportamiento compulsivo inicial absolutamente inevitable: el de descargar (en mi caso de Android Market) todas aquellas aplicaciones sobre las que has leído algo y te han llamado la atención. La mayoría inútiles y chorras, otras inútiles pero curiosas o divertidas y otras que, francamente, se convierten en algo sin lo que uno casi no podría pasar. Os dejo mi lista de estas últimas, las que no faltarán nunca en mi Android, y algunas de las curiosas o divertidas que también me acompañarán.

1.- Opera Mobile, el mejor navegador de todos los que he ido probando, hace que el Facebook se maneje mejor que con la aplicación oficial de la citada red social.

2.- Evernote. Si su logo es un elefante, por algo será. Sincronización absoluta e inmediata entre teléfono y ordenador, sirve para un roto y para un descosido. Lo utilizo para cosas tan peregrinas como tener siempre actualizada la lista de la compra, preparar notas como esta, tomar notas sobre el próximo libro en fase de preparación, guardar información relevante sobre esa ciudad que voy a visitar (buses, horarios de museos, bares recomendables…) o fotografiar y almacenar algún anuncio que veo por la calle o en una tienda y que no quiero olvidar. Todo ordenado por carpetas para no perder nunca nada.

3.- Google Reader, para seguir con comodidad las actualizaciones de los blogs a los que estoy suscrito.

4.- Google Sky Maps. ¿Te has preguntado alguna vez qué es ese puntito que estás viendo en el cielo nocturno? Apunta el teléfono para arriba y tendrás todo el mapa celestial con nombres de planetas y estrellas; introduce el nombre de uno o una de ellos o ellas y una flechita te guiará hasta que lo tengas delante de tus narices. Nota: si apuntas el móvil hacia el suelo verás lo mismo que los australianos.

5.- Google Docs, acceso y edición a todos los documentos que tengas en tu cuenta de gmail.

6.- Thikfree Office, complemento ideal para poder leer todo tipo de documentos de texto, hojas de cálculo…

7.- WordPress, o como manejar el blog a cualquier hora y en cualquier lugar. Por ejemplo, a la hora de publicar este post.

8.- Google+, Facebook y Twitter si las redes son lo tuyo y no puedes vivir sin saber qué están pensando tus amistades virtuales.

9.- IMDB si quieres presumir de conocimientos cinematográficos sin haber pisado una sala de proyección en los últimos años.

10.- Farmadroid. ¿Quién no necesita una farmacia de guardia de vez en cuando? La aplicación te las muestra en pantalla, en el plano de Google Maps y ordenadas por cercanía al punto en el que te encuentras en cada momento.

11.- Vive Zaragoza: líneas y tiempos de espera de los buses, estaciones de Bizi con bicicletas o aparcamiento disponibles… Seguro que existe el equivalente para tu ciudad.

12.- SoundHound, la joya de la corona en cuanto a inutilidades curiosas e imprescindibles. ¿Estás escuchando en la tele o en un bar una canción y no recuerdas su título? Graba en el móvil 30 segundos y, como si se tratase de la bruja Lola, Sound Hound te dirá título, artista y te mostrará vídeos de Youtube relacionados. Si tarareas mínimamente bien, también lo reconoce. Si no lo hace, olvídate de cantar en karaokes, no son lo tuyo.

13.- Eltiempo.es. Maldonado es mucho Maldonado y si dice que se puede salir de casa sin paraguas, se puede salir de casa sin paraguas.

Hay algunas más que utilizo a menudo (la brújula para saber dónde está el este cinco veces al día y no perderme un rezo, LFP para conocer en vivo y en directo por cuánto está perdiendo mi equipo del alma, Guía TV para comprobar que no hay nada interesante en la tele o para que me recuerde con una alarma a qué hora comienza ese programa que no me quiero perder…) pero con las trece citadas me apaño a la perfección. Las otras 200 instaladas en los primeros días de uso del aparatejo, archivadas en la P de Papelera.

No obstante, uno está abierto a todo tipo de sugerencias, así que acepto recomendaciones. Siempre que sean gratuitas, claro, que ya es bastante gasto lo de la tarifa plana de turno.

firmatwitterbosque

Anuncios

2 comentarios sobre “No sin mi Android

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s