¿Quién fue Horacio Ruano?

En primavera de 1999, dos cuerpos sin vida fueron hallados en una chabola de Montjuic, en Barcelona. La noticia no pasó de ocupar un rincón de una página perdida en los diarios locales y se limitaba a referir que los fallecidos eran un joven heroinómano y un hombre de algo más de sesenta años. Éste último murió abrazado a un montón de muñecas a las que parecía querer proteger del incendio que arrasó la vivienda -si a una chabola se le puede dar tal nombre- con su propio cuerpo. Hasta aquí la cruda realidad. A partir de aquí, la ficción que desarrolla la escritora Empar Fernándezalrededor de la vida de Horacio Ruano, que es el nombre del anciano protector de muñecas.
Un hombre muerto dos veces, a finales de los setenta en un supuesto accidente de tráfico y a finales del siglo entre las llamas y al que ni su viuda -su doble viuda, podríamos decir-, ni su mejor amigo y compañero de trabajo, ni sus hijas llegaron a conocer.Y eso es lo que haremos los lectores -al tiempo que su viuda y su mejor amigo- leyendo El loco de las muñecas, novela con la que la autora fue finalista del IX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones: conocer quién era ese hombre, abogado de profesión, culto, amable y sensible antes de convertirse en un desharrapado que pasaba sus días cuidando y vistiendo a un montón de muñecas abandonadas.

Y lo haremos de un modo original, a través de las voces -siempre en primera persona- de quienes sí le conocieron, tanto en sus primeros como en sus últimos días, justo los que se perdieron quienes formaban su familia y círculo de amistades más íntimo. Serán, pues, quienes nos guíen, la asistenta que servía en la casa en la que vivía Horacio con su esposa cuando todavía llevaba una vida normal, la que actualmente ayuda a la viuda y sus hijas, la hermana del heroinómano que compartió su suerte final, el camarero del bar al que todos los días acudía el finado a desayunar y leer la prensa, el cura del colegio en el que estudió cuando era un niño en la España de la posguerra, el secretario del ayuntamiento en el que residió durante su infancia…

Junto a todos ellos llevaremos a cabo una investigación profunda en la vida de un hombre que empezó mal y terminó peor. Y lo haremos sin descanso, sin prisas pero sin pausas, en una novela corta, potente, intimista, que confirma lo que ya sabíamos: que Empar Fernández es una extraordinaria narradora a la que, siempre, escriba en clave policíaca o no, hay que tener en nuestra lista de imprescindibles.

Y, por descontado, terminaremos conociendo a Horacio Ruano. Mejor que la madre que lo parió, diría yo.

El loco de las muñecas
Empar Fernández
Literaturas con Libros

firmatwitterbosquefirmagoogleplusfacebook-subscribe-follow

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Quién fue Horacio Ruano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s