Kill me, please

Andaba hace unos meses documentándome para la que algún día será la tercera novela de la serie protagonizada por Tana Marqués cuando me encontré con una clínica suiza, llamada Dignitas, que se dedicaba a lo mismo que mi florista: la asistencia en el suicidio a sus socios, que no clientes.

También me enteré de que la policía helvética sospechaba que dos cadáveres hallados en sus coches en un aparcamiento público eran los últimos “casos” resueltos por la clínica en cuestión que, al parecer, tenía todas su habitaciones ocupadas y no habían encontrado una solución mejor.

Ayer mismo, un amigo internauta me hacía llegar una nota con una película francobelga de 2010 en la que su protagonista, el doctor Kruger, decide hacer entrar el suicidio en la modernidad y cuya clínica recibe subvenciones del gobierno para que el suicidio ya no sea una tragedia sino un procedimiento médico asistido.

Vaya, que a mi Tana le ha salido competencia. Y, encima, desleal, pues ella no recibe ayuda alguna por parte del gobierno, comunidad autónoma, ayuntamiento, diputación provincial, comarca…

Te dejo el trailer de la película, a ver qué te parece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s