Un regalo llegado del Reino de Cordelia

La mejor noticia que puede recibir un fan declarado de las novelas de James McClure es la publicación de un nuevo título de la serie protagonizada por una de las parejas de detectives más convincentes y divertidas de cuantas pueblan el mundo de los crímenes de ficción, la formada por el teniente blanco y afrikáner Tromp Kramer y el sargento cafre Mickey Zondi.

Por eso, y habiendo leído las tres ya publicadas en España –El huevo ingenioso y El cerdo de vapor, editadas por Júcar y El leopardo de la medianoche, editada por Funambulista-, recibir en casa las galeradas de La canción del perro fue una de las alegrías del año, y justo además en el momento en que servidor se encontraba repasando títulos africanos para esa aventura que tres locos por el género iniciamos hace algunos meses y que, desde hace pocas semanas, se puede seguir en entregas semanales publicadas en Calibre .38: dar la vuelta al mundo siguiendo el rastro de los mejores detectives de la historia en lo que hemos dado en llamar El lugar de los hechos.

La canción del perro fue la última novela escrita por McClure y, curiosamente, la que narra el modo en que se conocieron los citados Kramer y Zondi, una historia en la que, como es marca de la casa, abunda el humor negro, el surrealismo llevado al límite pero sin la menor estridencia y la crítica constante a un régimen racista que hizo que el autor decidiera exiliarse a Inglaterra.

Decía McClure que “la novela negra se filtra por otro canal. La gente la lee en principio para evadirse, para pasar un buen rato. Y ese era el terreno en que yo pensaba que realmente podía golpear con más eficacia a un público conservador”. No puedo estar más de acuerdo con su afirmación.

Ahora, además de felicitar a Jesús Egido y Reino de Cordelia por su decisión de editar esta excelente novela y agradecerle ese regalo que llegó a casa como caído del cielo, solo puedo desear que las ventas les acompañen como merecen y puedan así cumplir con sus intenciones: seguir editando los otros tres títulos de la serie que no hemos podido leer en España.

Así que, si quieres hacerme feliz -y disfrutar de paso con la mejor literatura criminal- DEBES comprar esta novela. Estaremos más cerca de conocer el resto de los casos que resolvieron en su día los inefables Kramer y Zondi.

Hazlo por mí. Y por ti, claro. No te arrepentirás.

Anuncios

Un comentario sobre “Un regalo llegado del Reino de Cordelia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s