Eurovegas o cómo tropezar dos veces en el mismo casino

Hace casi cinco años escribí en otro blog ya abandonado un texto sobre lo que en Aragón se conoció como Gran Scala, un macroproyecto que pretendía convertir parte del desierto de Los Monegros en el mayor parque temático del juego del universo mundo. La sabiduría popular lo rebautizó como Gran Estafa y, afortunadamente, la operación acabó en agua de borrajas -aunque siguió dando coletazos hasta hace bien poco- y Los Monegros siguen siendo lo que eran.

Por el camino, unos cuantos terrenos con una opción de compra de la que solo se desembolsó una parte y algunos políticos y terratenientes de secano que, seguro, sacaron algún beneficio.

Hoy se habla de Eurovegas y ni siquiera se han molestado en modificar las apabullantes cifras con las que embaucar a los incautos en esta época de crisis en la que todo nos parece bien con tal de tener la esperanza de que algo se mueva. El millonario es otro, el texto escrito hace cinco años sirve de principio a fin.

Os lo dejo aquí como demostración de que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces en el mismo casino.

C.S.I. Los Monegros

Hace varias semanas, una bomba informativa sacudía a la habitualmente sosegada sociedad civil aragonesa: un consorcio denominado International Leisure Development, integrado por empresas norteamericanas, británicas y australianas comunicaba su intención (avalada por el Gobierno de Aragón) de construir una versión de Las Vegas en pleno desierto de Los Monegros.

32 casinos, 70 hoteles, campos de golf, hipódromo y plaza de toros (puestos a ser horteras, llevémonos la palma y dejemos Terra Mítica a la altura del betún); 17.000 millones de euros de inversión privada (para que nos hagamos una idea, la Expo 2008 son algo así como 1.500 millones de euros, una propinilla), más de 2.000 hectáreas de extensión, entre 30.000 y 60.000 empleos directos (hay quien no se corta un pelo y habla de hasta 250.000 entre directos e indirectos), una recaudación anual por impuestos de 600 millones para el Gobierno de Aragón y otros 1.000 para el español, de 12 a 25 millones de visitantes al año (váyase despidiendo la Rave de Fraga de batir records de asistencia a sus festivales maquineros), 100 vuelos charter diarios a Huesca… Cifras abrumadoras que hacían pensar que se trataba de una noticia prevista para el día de los Inocentes y que la informática se había encargado de adelantar al momento de su publicación, jugándole una mala pasada a los chicos del Heraldo como en su día le hizo a Ana Rosa Quintana.

Sin embargo, la cosa parece ir en serio y el 12 de diciembre se presenta el proyecto en Zaragoza con la presencia de cientos de empresarios invitados, cadenas hoteleras, políticos y demás fauna atraídos por el tufillo a especulación urbanística (una más) que la cosa desprende. Ahí se desvelará el lugar exacto de su ubicación (alcaldes, presidentes de comarca y caciques varios llevan días sin dormir ante la posibilidad de ser los señalados por el dedo inversor). Aquí puedes ver , más o menos, su emplazamiento, entre dos líneas de AVE, una autopista y una autovía en construcción.

Al parecer, la cabeza política que hay detrás de todo este embrollo es José Ángel Biel, ese señor que, con un escaso 12% de los votos (en su mejor momento), no ha dudado en acostarse con PP o PSOE con tal de mantener el culo permanentemente pegado a su sillón vicepresidencial, ese individuo que desde la UCD condenó a Aragón a la segunda división autonómica para ahora, desde su vitalicio escaño con el PAR, pretender ser el más autonomista de los autonomistas.

Opiniones las hay para todos los gustos, desde los ecologistas que se echan las manos a la cabeza ante semejante despropósito hasta los escasos habitantes de un desierto que han visto cómo, durante décadas, todo aquel con dos dedos de frente y 18 años de edad emigraba a la ciudad en busca de oportunidades de trabajo. Por no hablar de las asociaciones de ex ludópatas,  que dicen que así no hay manera de luchar contra su enfermedad, hombre.

Para un amante del género negro como este Somardón no deja de ser una fuente de inspiración, pues seguro que la llegada de jugadores y visitantes de los parques temáticos (uno de ellos ya definido y centrado en el mundo del espionaje) viene acompañada de los necesarios tahúres, prostitutas, proxenetas y camellos de diverso pelaje. Incluso es posible que, en pocos años, George Ocean Clooney protagonice una nueva entrega aragonesa de esa serie de películas basadas en robos de casinos. O que llegue un Grisson cualquiera al frente de todo su equipo dispuesto a abrir una sucursal de su C.S.I. y nos acordone la comarca con sus cintas amarillas.

Finalmente, aquellos que ni saben ni contestan siempre pueden pensar que un día de estos podrán casarse o divorciarse (según su estado civil actual) vestidos con atuendos veganos pero adaptados al entorno. No sé, disfrazados de Bunbury o Paco Martínez Soria los caballeros, de Agustina de Aragón o Carmen París las damas, que para todo hay gustos.

En fin, pronto se irán conociendo más detalles y comprobaremos si todo esto tiene algún fundamento o se trata de un nuevo engañito, como el Disneyland o el rubiatrón que se iba a instalar por estas tierras en tiempos pasados.

Hagan apuestas, señoras y señores, pero la banca siempre gana.

seguirengplus

Anuncios
Eurovegas o cómo tropezar dos veces en el mismo casino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s