Canciones de sangre

En más de una ocasión y en diferentes foros, tertulias, redes sociales y eventos varios, he demostrado mi querencia por un autor no demasiado conocido pero que, estoy convencido de ello, dentro de unos años o décadas será citado como uno de los clásicos del género. Y eso solo con una novela leída, la excelentísima Delitos a largo plazo de Jake Arnott a la que, en diciembre de 2009, califiqué en este mismo blog como el mejor libro del año. Me mantengo firme y añado: posiblemente el mejor libro de género criminal editado en España en lo que llevamos de siglo, que no es mucho pero sí suficiente como para que se hayan publicado unos cuantos cientos de títulos.

Siendo así, me preguntó por qué he tardado tanto en leer la segunda parte de la conocida como The Long Firm Trilogy, es decir, Canciones de sangreHe Kills Coppers en el original- aunque ya se sabe que nunca es tarde si la dicha es buena.

Y lo es, vaya si lo es. Porque si dudaba que Arnott fuera capaz ya no de superar sino de igualar en calidad la primera de las novelas de la trilogía, mis temores eran infundados y me encuentro con una obra que mantiene sobradamente el nivelazo marcado en Delitos a largo plazo. Destaca de nuevo el altísimo nivel literario de la narración, la contundencia con que avanza la trama, la calidad de sus personajes -aunque ya no gire todo en torno al gángster Harry Starks se nota su aliento de un modo casi permanente- entre los que habría que destacar a los tres protagonistas: el corruptible policía Frank Taylor; el veterano de guerra Billy Porter, delincuente menor con ganas de medrar en la profesión; y el periodista homosexual Tony Meehan, ya presente en la primera novela de la serie.

Y Londres, por supuesto, el Londres sesentero que me encandiló en la novela anterior si bien el autor se permite en esta nueva entrega algunos saltos hacia delante y detrás en el tiempo que sirven para explicar, como suele decirse, eso de “de dónde venimos y a dónde vamos”, y no como pregunta existencial, así, en general para toda la Humanidad, sino limitado a algunos de los personajes citados.

Un pedazo de novela que hace que me replantee mi consideración de Delitos a largo plazo como uno de los mejores libros criminales del siglo -ahora podría ser un galardón ex aequo-, que confirma  a Arnott como uno de los mejores autores contemporáneos de novela negra y que me obliga a leer -bendita obligación- ya mismo el cierre de la trilogía, esos Crímenes de película que ya me están esperando y a los que meteremos mano en breve.

seguirengplus

Anuncios
Canciones de sangre

2 comentarios en “Canciones de sangre

  1. Como sabe, no está solo: yo también creo que “Delitos a largo plazo” es el mejor libro (al menos, del género) publicado en España en lo que va de siglo. Como creo que ya dije, “Canciones de sangre” me parece (muy) ligeramente inferior, y un poco más “Crímenes de película”. Pero es que el nivel de la trilogía es altísimo, y a esta última le pondría un 8,5 o 9 sobre 10 alegremente…

    Pues eso: recomendado queda. Y me apetece mucho que el Sr. Arnott se descuelgue con un libro ligeramente diferente, alejado del Londres de los 70 o, por lo menos, de Harry Starks. O, incluso, algo que no sea de género, a ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s