Casi año y medio de Google+

Aficionado como soy a participar en redes sociales de todo pelaje, no pude rechazar la invitación que un contacto en mi correo de gmail me hizo llegar en julio de 2011 para unirme a la que acababa de nacer: Google Plus (o Google+, como prefieras).

Otra más, me dije, si ya tengo el Facebook y el Twitter (a las que luego se unieron Linkedin, Pinterest y no recuerdo si alguna más).

Inicios titubeantes por tanto, ya que a la duda anterior acerca de la necesidad o conveniencia  de ampliar mi presencia virtual se unía el diferente concepto y funcionamiento de la nueva red que no terminaba de entender, para qué vamos a engañarnos. Presencia de derecho, pues (al tener cuenta abierta en la red de los círculos), pero no de hecho (al ser mis actualizaciones más bien escasas y francamente irregulares).

Pero todo es cuestión de voluntad, de fijarse en cómo lo hacen los demás, de probar las cosas (como lo de la tónica aquella, tal vez es que la había probado poco) y, ¡tachán!, hete aquí que, en los últimos meses, la red roja (G+) va desbancando poco a poco a la azul (FB) en cuanto al tiempo que les dedico a cada una de ellas y, más importante, a la calidad y aprovechamiento del mismo.

¿Y a qué se debe esta “migración” que no supone abandono, desde luego, de la red de Zuckerberg? Pues a una serie de razones que paso a detallar:

1.- La ausencia de publicidad, invasiva en el caso de Facebook hasta el punto de vulnerar radicalmente la intimidad de sus usuarios. Una manifestación extrema de esto son los anuncios que aparecen en el lateral del muro del Face proclamando a los cuatro vientos que algunos de nuestros contactos utilizan determinados servicios, por ejemplo, ese que anuncia las solteras más sexys de la red.

2.- La mayor privacidad que ofrece Google+ en cuanto a los contenidos que quiero compartir y con quién los quiero compartir, así como la facilidad pasmosa con la que puedo gestionar esa privacidad. Sí, Facebook incorporó no hace mucho una opción similar, pero de funcionamiento tan complejo que hace que pocos la utilicen.

3.- Frente al modelo de Facebook, que se basa en la reciprocidad (si eres mi amigo yo veo lo que tú publicas pero te condeno a que veas lo que yo subo, sean reflexiones profundas e interesantes o cartelitos de autoayuda y fotos de gatitos juguetones), Google+ es más similar a Twitter: yo te sigo a ti porque me interesa lo que publicas sin que ello suponga ninguna obligación por tu parte de hacer lo propio con mis actualizaciones.

4.- La organización de las personas a las que sigo en círculos según mis intereses (libros, cómics, tecnología, prensa, amigos), con lo cual puedo ver lo que se publica en cada uno de esos círculos de un modo más ordenado.

5.- En relación a los puntos 2, 3 y 4, cada vez que incorporo un contenido tengo que decidir si lo hago público (todo el mundo lo puede ver, incluso quienes no tengan cuenta en Google+) o privado en mayor o menor medida, eligiendo aquellos de mis círculos o contactos individuales a los que creo puede interesar el asunto en cuestión. Y, ojo, para mayor privacidad y menor intrusismo, ese contenido solo aparecerá en la Home (el equivalente al muro de Facebook) del susodicho si, además de estar él en mis círculos, yo estoy en los suyos. Vaya, que no puedo irrumpir en su casa ley Corcuera mediante.

6.- La mayor calidad de los contenidos que veo en mi Home, derivada fundamentalmente de lo dicho en el punto 3: sigo lo que quiero y solo lo que quiero (por mucho que alguien me incluya en uno de sus círculos me cuidaré muy mucho de hacer lo propio con él si veo su perfil invadido por felinos, por juguetones que estos sean), siempre y cuando las actualizaciones de las personas seguidas sean públicas o dichas personas me tengan incluido a su vez a mí en alguno de sus círculos. Volvemos a la privacidad, por tanto.

7.- Google+ es una pieza más de un entramado gigantesco de servicios (buscador, correo electrónico, picasa, youtube…). Como usuario de varios de ellos, ¡qué felicidad comprobar que todos están perfectamente integrados! Por eso, buscar en la red (y fuera de ella) las publicaciones más interesantes o más recientes que contengan determinada palabra o etiqueta (literatura, cómic, novela, cine…) es tan simple como escribir ese término en su buscador y listo. Ah, si quiero puedo guardar la búsqueda para utilizarla en otras ocasiones. O, por poner otro ejemplo facilón, puedo ver y contestar los comentarios de otros usuarios en mis publicaciones sin salir de mi correo en gmail, sin necesidad de abrir de nuevo la página correspondiente a la red.

8.- Por último, y aunque pueda parecer una tontería, Google+ me permite cuidar al máximo la calidad (en la forma, el fondo es más subjetivo) de lo que escribo, ya que incluso una vez publicado puedo editarlo y corregir erratas que se me hayan pasado por alto en el momento de la redacción. En Facebook debo aguantarme y dejarlo como está o, si lo prefiero, eliminarlo y empezar de nuevo.

Si lo pensase más, seguro que encontraría ventajas adicionales que no he detallado aquí, pero estos ya me parecen motivos más que suficientes que explican por qué, desde hace algún tiempo, paso más tiempo encerrado en los círculos de Google+ que expuesto en el muro de Facebook. Para ser sincero, solo una cosa me obliga a seguir frecuentando la red azul: la presencia en ella y su ausencia en Google de determinado número de personas incluidas en mis “amistades feisbuqueras” (pongamos entre un 20 y un 30 por ciento del total) cuyas actualizaciones no quiero perderme bajo ningún concepto.

Aunque, ahora que lo pienso, igual sí estás en Google+ y no te he visto. Por si acaso, te dejo el enlace a mi perfil aquí.

firma twitter peqgplus firma

Anuncios
Casi año y medio de Google+

4 comentarios en “Casi año y medio de Google+

  1. Ana Bolox dijo:

    Veo que tengo muchíiiiiiiiisimo que aprender.

    Bueno…, paso a paso. Pero, por lo que dices, me parece que me va a gustar Google+.

    Gracias por la información.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s