El incorregible hombre hormiga

Decía hace muy poco, en esta entrada sobre El asombroso Hombre Lobo, que un día de estos recuperaría unas líneas escritas hace tiempo sobre un cómic superheroico y francamente divertido: El inclrregible Hombre Hormiga. Vamos a ello, pues. El texto en cuestión es el que sigue:

Desde que hace ya unos cuantos años decidí dejarme atrapar de nuevo por la literatura construida con viñetas (buena parte de la culpa la tiene el responsable de Abandonad toda esperanza) todo han sido satisfacciones. Bueno, del dinero invertido hasta la fecha casi prefiero no acordarme, y no sé cómo lo haré si sigo padeciendo este sucio vicio cuando me jubile, que las pensiones dan para lo que dan y lo que nos queda por ver. Pero bueno, todavía falta un tiempo para ello -sobre todo si seguimos con la idea de retrasar la edad de jubilación-, así que, de momento, no nos preocupemos demasiado por el tema monetario.

Decía que todo han sido satisfacciones. Pues bien, tal vez una de las mayores haya sido la lectura de El incorregible Hombre Hormiga, firmado por el no menos incorregible Robert Kirkman (creador de otra de mis series favoritas, Los muertos vivientes). Y es que uno, apasionado seguidor de los personajes de Marvel (de crío me cansé de pulsarme la palma de la mano haciendo el gesto de poner cuernos a ver si a mí también me salían telarañas de las muñecas) ha tenido ocasión de contemplar esos mismos personajes, esas mismas tramas u otras muy similares, a través de los ojos irreverentes de Kirkman, que consigue que, poderes al margen, los protagonistas de las historias se nos muestren perfectamente creíbles.

Porque, vamos a ver, ¿en qué cabeza cabe que un adolescente con visión de rayos X -por poner un ejemplo- vaya a utilizar su hecho diferencial exclusivamente para proteger a la HUMANIDAD, así, con mayúsculas? ¿No será más lógico pensar que los utilice también para darse de vez en cuando una alegría frecuentando el vestuario de las chicas?

Pues por ahí van los tiros en esta versión más mundana del Hombre Hormiga, en explicar lo que podría suceder si un traje que proporciona fantásticos poderes a quien lo viste cayera en las manos de un jovenzano pelín atolondrado, buen chico pero con la testosterona por las nubes. Y Kirkman, que me tiene atrapado con el dramatismo de sus muertos vivientes, recurre aquí al humor para abrir los ojos de los cándidos lectores que un día confiamos en la infinita bondad y sentido de la justicia del millar (o más) de tipos con leotardos empeñados en salvar el mundo un día sí y otro también.

Hay episodios francamente memorables, pero el modo en que nuestro diminuto amigo se introduce en el bolso (y en la intimidad) de la señorita Marvel es para enmarcar.

Lástima que, al menos en España, sólo haya dos volúmenes publicados de la serie. Si no fuera así, aquí tendrían a un seguro admirador.

El incorregible Hombre Hormiga
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Phil Hester
Entintado: Andre Parks
Color: Bill Crabtree
PANINI

firma twitter peqgplus firma

Anuncios

Un comentario sobre “El incorregible hombre hormiga

  1. Entono el mea culpa correspondiente… Eso sí, quiero aclararle que no le falta nada y no es cuestión de la edición española: la serie USA constó solo de doce entregas, por lo que en esos dos tomitos de Panini lo tiene todo (de ahí el chiste sobre la cancelación de la cubierta del # 12 USA o tomo 2 Spain).

    Ah, y por supuesto me sumo a la recomendación y espero como agua de mayo esa proyectada película con el personaje del director Edgar Wright (SHAUN OF THE DEAD, HOT FUZZ).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s