La Vigàta de Montalbano

donnalucata02
Donnalucata

Andrea Camilleri es, sin duda, el más prolífico representante del giallo, con casi una treintena de obras -entre novelas y relatos- protagonizadas por el célebre Salvo Montalbano, un siciliano de pura cepa al que conocimos con 45 años y que ya se acerca a los 60 en la actualidad. Por si fuera poco seguirlo en el papel, también hemos tenido la suerte de conocer sus andanzas a través de la pequeña pantalla, en una serie de la RAI de 22 episodios que refleja con cuidada fidelidad el entorno en el que se mueven sus personajes.

Poco se puede añadir, pues, a todo lo que ya se ha dicho y escrito sobre el escritor italiano y ese personaje estrella que ha terminado fagocitando a su creador. Pero en Calibre .38 somos como somos y, dentro del viaje que estamos realizando por el Mediterráneo más criminal, Vigàta no podía faltar. Vigàta o Donnalucata, que sería la localidad en la que deberíamos buscar al comisario si este fuera de carne y hueso. O en Porto Empedocle. O en Ragusa, que vendría a ser la Montelusa real.

De todas esas localidades pisadas a diario por Montalbano y su equipo, de las mujeres más apreciadas por el comisario -su novia Livia, su amiga con derecho a roce Ingrid o Adelì, su fiel asistenta y encargada de que el hombre no pase hambre ni uno solo de sus días-, de lo que come y deja de comer y de lo que ve y deja de ver en las televisiones locales, hablamos en un artículo que, seguro, te apetecerá leer. Te dejo el enlace aquí.

Que lo disfrutes.

firma twitter peqgplus firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s