Le atendió Ramiro B (6)

caja-registradora-mecanica

Mi ascenso en la empresa está siendo imparable: Martín, el encargado, me ha asignado ya número de vendedor. Es un código que debo teclear en la caja registradora cada vez que hago una venta y una frase delatora aparece impresa en el tique que escupe la maquinita: “Le atendió Ramiro B”. Otra vez la innecesaria B. Ahora los clientes ya saben a quien deben dirigirse cuando quieren reclamar algo sobre una venta que haya hecho yo. La solución para evitar problemas es sencilla, basta con tratar de no vender demasiado. O teclear el código de algún compañero. En cuanto a las posibles reclamaciones, espero que se refieran a cambios de libros que ya tienen los destinatarios a quienes se pretendía regalarlos, porque como alguien me diga que no le gusta el libro que ha comprado para su propio consumo… A mi tampoco me gusta venderlos y no le voy a dar la murga a nadie.

Lee esta historia desde el principio en la etiqueta ramiro b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s