Le atendió Ramiro B (24)

Se me ha ocurrido preguntar a Laura F si está al corriente de la identidad del propietario de la tienda. No es que piense chivarme de lo que su encargado hace o intenta hacer con alguna de sus empleadas, simplemente pienso que tal vez sería interesante conocerle. Y, por supuesto, que Martín sepa que le he conocido, que nada provoca más miedo que la incertidumbre.

Pero no ha habido suerte: Laura F me dice que NADIE conoce al jefe, NADIE sabe qué apellido esconde el anagrama de la tienda, NADIE ha visto jamás a la persona que nos paga a fin de mes… Vaya, que ni Batman guardaba mejor sus secretos.

Batman_03

Mi enfado con Martín se ha incrementado por mi fracaso en las gestiones conducentes a la averiguación de la propiedad del negocio. Sé que el encargado no tiene la culpa también de esto y sé que mi reacción apenas le afectará. Sé además que el mío ha sido un acto infantiloide, una rabieta de crío consentido… pero no he podido evitar buscar a un chaval, preguntarle si quería un libro gratis, escuchar su respuesta afirmativa, elegir un ejemplar al azar, arrancarle de un tirón la tapa que contiene la alarma electrónica y metérselo en el bolsillo.

Le he dado los buenos días al chaval y me he sentido un poco más satisfecho después de este atentado contra la propiedad privada.

Lee esta historia desde el principio en la etiqueta ramiro b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s