Le atendió Ramiro B (42)

Ha sido el traje lo que me ha despistado al principio. Bueno, la ausencia de traje, más bien.

A ver, que me estoy liando: con lo de “la ausencia de traje” no quiero decir que haya venido desnudo, evidentemente. De hecho, el segurata de la puerta no habría dejado entrar nunca a un cliente en bolas, aunque así resultase más fácil su labor de evitar que nadie se lleve nada que no haya pagado previamente. Lo que quiero decir es que, la primera vez que vi a este hombre, vestía traje, tal vez el de los domingos, pues fue un domingo cuando le vi por primera vez: con su mujer y su hijo, además.

Y ahora me aparece con ese anorak rojo que a su mujer le quedaba grande y a él como un guante. Aunque siga pensando que se trata de un anorak rojo horrible.

Lee esta historia desde el principio en la etiqueta ramiro b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s