El hombre que hablaba con los muertos

el invierno

El niño muerto estaba de pie, parado en el cruce de Santa Teresa y el Museo. Miraba a los dos muchachos que, sentados en el suelo, jugaban a canicas. Los miraba y repetía: «¿Juego? ¿Puedo jugar?».

El hombre sin sombrero notaba la presencia del niño muerto incluso antes de verlo, pero mantuvo la vista al frente y apuró el paso. Dejó atrás a los dos muchachos que, con expresión seria, seguían jugando. Niños pobres, pensó.

Luigi Alfredo Ricciardi, el hombre sin sombrero, era comisario de policía de la brigada móvil perteneciente a la Real Jefatura de Policía de Nápoles. Tenía treinta y un años, los mismos que llevaba el siglo. Nueve de la era fascista.

El invierno del comisario Ricciardi, Maurizio de Giovanni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s