Femenina y criminal: Lana Turner

Un blog en el que tan a menudo escribo de género negro estaría incompleto si no contara con la presencia, de vez en cuando, de una buena femme fatale que llevarse a los ojos. O de otras mujeres que, sin encajar estrictamente en esa etiqueta, sí son vitales en la historia del mejor cine negro.

No pretendo puntuarlas, para mí son todas de 10.

===============================

lana-turner
Lana Turner

Biografía

Julia Jean Mildred Frances Turner nació en Wallace (Idaho, Estados Unidos) el 8 de febrero de 1921, aunque muy pronto se trasladó con su familia a California.

Mala estudiante, su belleza le allanó el camino hasta la gran pantalla, debutando con una breve intervención en la película Ha nacido una estrella (William A. Wellman, 1937). De la misma década de los 30 son sus papeles en Andrés Harvey se enamora (George B. Seitz, 1938) o en la comedia La pareja invisible (Norman Z. MacLeod, 1937) junto a Cary Grant y Constance Bennett, aunque el estrellato le llegó ya en los años 40 con su participación en títulos como El extraño caso del Dr. Jekyll (Victor Fleming, 1941), Quiero a este hombre (Jack Conway, 1941) y, por supuesto y por la parte que nos toca en este blog, Senda prohibida (Mervyn LeRoy, 1942) y El cartero siempre llama dos veces (Tay Garnett, 1946), basada esta última en la novela homónima de James M. Cain.

La popularidad alcanzada en los 40 se confirmó en la siguiente década, protagonizando títulos imprescindibles como Cautivos del mal (Vincente Minnelli, 1952), Vidas borrascosas (Mark Robson, 1957) o Imitación a la vida (Douglas Sirk, 1959).

Su vida privada podría dar para otra película, con siete matrimonios a sus espaldas, problemas constantes con el alcohol y el asesinato en 1958 de su amante Johnny Stompanato por parte de su hija, Cheryl Crane, presuntamente en defensa propia por los continuos malos tratos a que sometía a madre e hija, con un juicio posterior en el que se desvelaron cartas y testimonios que pusieron de manifiesto las aficiones sadomasoquistas de Lana, con el consiguiente escándalo y comienzo de su declive profesional.

Se retiró definitivamente a finales de los 80, participando en algunos capítulos de la serie Falcon Crest.

Lana Turner murió de cáncer el 29 de junio de 1995.

En mi retina

Cora Smith fue a Frank Chambers lo que dos años antes -en el cine, no en la novela original- fue Phyllis Dietrichson a Walter Neff: una auténtica maldición con faldas, piernas -bonitas piernas- y tacones. Dos mujeres creadas por James M. Cain que responden a un patrón similar, construidas para el mismo fin: embaucar al pardillo y a la vez ambicioso de turno valiéndose de sus encantos femeninos y conseguir con su ayuda eliminar al elemento molesto de la historia, el marido, por supuesto, en ambos casos.

John Garfield Hume Cronyn Lana Turner
John Garfield, Hume Cronyn y Lana Turner en “El cartero siempre llama dos veces”

Dos mujeres, por cierto, que tienen cierta querencia por ocultar sus negras intenciones vistiéndose siempre que pueden de un blanco inmaculado, virginal.

Pero al menos Cora Smith, de virgen tiene más bien poco: antigua prostituta, belleza deslumbrante, sexual en cada uno de sus gestos y casada con el sesentón propietario de una gasolinera en medio de la nada, esa nada a la que llega, como agua de mayo, el autoestopista solitario y desarraigado que tan bien encajará en los planes de la mujer.

696677_640px

Dos presentaciones de personajes cinematográficos guarda mi retina desde que tengo uso de razón: la cara enmarcada en negro del Harry Lime en la Viena de posguerra y el rostro perfecto de Cora Smith enmarcada en la puerta de su casa, pantaloncitos blancos que permiten disfrutar de sus interminables piernas, las manos ocupadas en sujetar la polvera del maquillaje.

Personalmente, me quedo con Lana: Orson siempre me pareció un poco gordito para mi gusto.

Si te ha gustado esta entrada, compártela en tus redes sociales

firma twitter peqgplus firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s