Sujetadores preparatorios

personas-como-yo_9788483834602

Sabía que Elaine estaba encaprichada de Kittredge porque ella misma me lo había dicho. (Para nuestra vergüenza, los dos habíamos memorizado el torso de Kittredge.) Ese otoño de 1959, cuando yo contaba diecisiete años, no había sido sincero con Elaine respecto a mis encaprichamientos; aún no había tenido el valor de decirle que tanto la señorita Frost como Jacques Kittredge me excitaban. ¿Y cómo iba a hablarle a Elaine de mi desconcertante deseo por su madre? De vez en cuando todavía me masturbaba fantaseando con Martha Hadley, esa mujer poco agraciada y plana como una tabla, alta, de huesos grandes, boca ancha y labios finos, cuyo rostro alargado imaginaba en aquellas chicas jóvenes que posaban con los sujetadores preparatorios en los catálogos de venta por correo de mi madre.

Personas como yo, John Irving

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s