Ritos iniciáticos

Gannet Colony around Sula Sgeir Lighthouse

Fin se percató de que conocía de vista a la mayoría de los hombres que estaba ahí ese día. Algunos rondaban los cincuenta años: eran veteranos del verano en que Fin y Artair habían participado en el viaje a la roca y que aún realizaban ese peregrinaje anual. Había un par de coetáneos de Fin, a quienes este recordaba del colegio, y otros más jóvenes, de veintitantos años, a los que no conocía. Pero entre todos ellos existía un vínculo tácito. Se trataba de un club muy exclusivo, y ser miembro de él quedaba limitado a un puñado de hombres a lo largo de quinientos años. Solo tenías que haber ido una vez a An Sgeir para ganarte ese reconocimiento: dejar constancia de tu valor y de tu fuerza, y de tu capacidad de resistir a los elementos. Sus predecesores habían realizado el viaje en chalupas, habían desafiado las aguas bravas porque no tenían más remedio si querían sobrevivir y alimentar a los hambrientos habitantes del pueblo. En el presente se iba en barca pesquera y el objetivo era conseguir un manjar delicioso muy apreciado por los bien alimentados isleños. Pero la peripecia en la roca seguía siendo peligrosa, tan exigente como lo había sido para aquellos que habían ido años atrás.

La isla de los cazadores de pájaros, Peter May

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s