Siete razones para asistir a la Semana Negra de Gijón

semana negra

Dos semanas faltan para que dé comienzo una nueva edición de la Semana Negra más importante del universo mundo, dos semanas más que suficientes para preparar las maletas llevando siempre una vacía que volverá de Gijón hasta los topes de libros.

Tras unos cuantos años peregrinando cada mes de julio a Asturias, lugar santo de la literatura criminal -aunque este año no me toca por motivos que no viene al caso exponer aquí-, he descubierto que hay multitud de razones para no perderse esta cita con la novela negra. Cada cual tendrá las suyas, aquí dejo algunas de las mías:

1.- Gijón, sin más.

2.- Asturias, sin más.

3.- Los escalopines de La Iglesiona como parte fundamental de la dieta de autores y visitantes. Para estómagos resistentes y con gustos más exóticos, igualmente recomendable el Wok Buffet.

3.- La sidra. La última vez que estuve creo recordarla a 2.50 euros (aproximadamente), con reintegro de 1 euro al devolver la botella (vacía, claro). Está francamente buena y si llevas sandalias y no tienes demasiada experiencia, te refresca la boca y los pies.

4.- Las horas de fila para conseguir una ración de pulpo en la pulpería del recinto, tiempo suficiente para leer un par de las últimas novelas compradas y, tal vez, dedicadas por su autor.

don manuel
Foto del blog de José Luis Muñoz, sospechoso habitual del Don Manuel

5.- Las interminables e impredecibles veladas del hotel Don Manuel, en las que TODO puede pasar.

6.- Los libros de la mítica colección Etiqueta Negra de Júcar, dirigida por Paco Ignacio Taibo II y que son una suerte de recreación criminal del milagro de los panes y los peces: cuando uno piensa que ya no puede haber más ejemplares, allí están esperándote puntualmente cada año. Los últimos adquiridos, creo, a 2.99 euros.

la luna de los asesinos

7.- Y claro, las “actuaciones” de los autores, sumidos en la vorágine de los bolos veraniegos -verano que comienza en Barcelona en febrero y termina, como poco, en Getafe en el mes de octubre- y que demuestra que los invitados a este Festival son, además de ubicuos, los más rápidos y atentos firmando ejemplares a este lado del río Pecos.

Estas son siete de mis razones para visitar Gijón en julio siempre que puedo. Seguro que si no te gustan tengo otras, como lo de los principios de Groucho. Y seguro también que tú tienes tus propios motivos para no perderte semejante evento.

¿Me los cuentas?

Si te ha gustado esta entrada, compártela en tus redes sociales

firma twitter peqgplus firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s