Femenina y criminal: Gloria Grahame

Un blog en el que tan a menudo escribo de género negro estaría incompleto si no contara con la presencia, de vez en cuando, de una buena femme fatale que llevarse a los ojos. O de otras mujeres que, sin encajar estrictamente en esa etiqueta, sí son vitales en la historia del mejor cine negro.

No pretendo puntuarlas, para mí son todas de 10.

===============================

gloria grahame
Gloria Grahame

Biografía

Gloria Hallward nació en Los Angeles (California, Estados Unidos) el 28 de noviembre de 1923.

Sus primeros pasos en el mundo de la interpretación los dio en el teatro, siendo posteriormente contratada por la Metro Goldwyn Mayer, momento en el que adoptó el apellido artístico de su padre, Grahame.

Fue nominada al Oscar como mejor actriz secundaria por la película Encrucijada de odios (1947). Trabajó posteriormente con Nicholas Ray -quien fuera su segundo marido de los cuatro que tuvo- y Cecil B. DeMille, consiguiendo una nueva nominación a la mejor acriz de reparto por Cautivos del mal (1952), de Vincente Minelli. También de los 50 son dos de sus mejores interpretaciones, ambas con uno de los mejores -si no el mejor- directores de la historia del cine negro, Fritz Lang: Los sobornados (1953) y Deseos humanos (1954).

Una operación quirúrgica en el labio a mediados de la misma década perjudicó la dicción de la actriz y, paralelamente, su carrera cinematográfica, volviendo al teatro y con esporádicas intervenciones para la gran pantalla, como el western Noche de violencia.

En los 70 y 80 vuelve al cine y comienza su carrera televisiva (por ejemplo, Hombre rico, hombre pobre) sin por ello abandonar el teatro.

Gloria Grahame falleció en Nueva York el 5 de octubre de 1981tras ser diagnosticada meses antes de cáncer de estómago.

En mi retina

Dos películas he citado más arriba, las dos geniales, las dos dirigidas por Fritz Lang, las dos con Glenn Ford como protagonista y con la Grahame adueñándose de todos los focos: Los sobornados y Deseos humanos.

gloria grahame the big heat

Imposible olvidar esa jarra de café que el psicópata de Vincen Stone -sicario del gángster Lagana- arrojará a la cara de Debby Marsh -Gloria Grahame, claro- en Los sobornados, uno de los mejores retratos de las difíciles y violentas relaciones entre polis y ladrones, entre medio malos y malos integrales que ha dado la historia del cine.

Gloria-Grahame-actress-Glenn-Ford-actor-Human-Desire

Imposible olvidar el tren de la secuencia final de Deseos humanos, fantástica adaptación de la obra homónima de Zola en la que siendo Glenn Ford protagonista, quien capta la atención permanente del espectador es el matrimonio formado por Carl -temeroso maquinista- y Vicky -aparentemente fría, insensible, distante- y la relación entre ambos, con Jeff -Glenn Ford- como tercer vértice del inevitable triángulo amorodioso.

Pasiones, odios, sexo, crímenes… ¿Quién da más?

Si te ha gustado esta entrada ¿me echas un cable compartiéndola en tus redes sociales? Gracias

 

Anuncios
Femenina y criminal: Gloria Grahame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s