Femenina y criminal: Yvonne de Carlo

Un blog en el que tan a menudo escribo de género negro estaría incompleto si no contara con la presencia, de vez en cuando, de una buena femme fatale que llevarse a los ojos. O de otras mujeres que, sin encajar estrictamente en esa etiqueta, sí son vitales en la historia del mejor cine negro.

No pretendo puntuarlas, para mí son todas de 10.

===============================

De Carlo, Yvonne_03
Yvonne de Carlo

Biografía

Margaret Yvonne Middleton, Yvonne de Carlo para los amigos, nació en Vancouver (Canadá) el 1 de septiembre de 1922.

Nieta de siciliano y escocesa, hija de un vendedor y de la aspirante a actriz Marie de Carlo, muy pronto recibió clases de danza comenzando su carrera artística en pequeños teatros y clubes nocturnos.

En 1942 fue contratada por la Paramount y es entonces cuando adopta el apellido materno. Pasó posteriormente a la Universal, desempeñando pequeños papeles hasta alcanzar la fama en la película Salomé, la embrujadora. A partir de ahí, De Carlo se codea con los más grandes de la escena, los Burt Lancaster, Rock Hudson, Clark Gable o David Niven. Y entonces llegó Cecil B. DeMille para ofrecerle el papel de Séfora en la superproducción Los diez mandamientos (1954). Como dijo la actriz: “trabajar con el señor DeMille fue una experiencia de aprendizaje que nunca olvidaré”.

Otro de sus papeles más recordados es el que interpretó en La esclava libre, dirigida por Raoul Walsh y compartiendo escenas y escenarios con Clark Gable y Sidney Poitier, aquella hija de terrateniente sureño con sangre negra en las venas vendida a un apuesto caballero en una subasta de esclavos.

Ya en los sesenta protagonizó una de las series de culto de la televisión norteamericana y mundial. Por supuesto, me refiero a The Munsters, en la que interpretaba a Lily Munsters, la encantadora vampiresa de clase media, enamorada de su marido Herman y madre de dos deliciosas criaturas, el hombre lobo Eddie y la rubia y normal Marilyn, continua fuente de preocupaciones para la familia al considerar que, siendo tan fea, jamás encontraría novio.

Yvonne de Carlo falleció en Los Ángeles (Estados Unidos) el 8 de enero de 2007.

En mi retina

Larga carrera la de Yvonne de Carlo, tanto en cine como en televisión, si bien tal vez los dos papeles por los que todo el mundo la recuerda sean los que interpretó en Los diez mandamientos y, por supuesto, esa Lily Munster con la que tanto disfrutamos en la tele de los sesenta y en las sucesivas reposiciones quienes éramos demasiado pequeños la primera vez que se emitió La familia Monsters.

CrissCross1-560x373

Pero esto va de cine negro y, por tanto, lo que procede es destacar su papel como Anna Dundee en El abrazo de la muerte (Criss Cross), dirigida por Robert Siodmak en 1949.

Steve Thompson, conductor de furgón blindado (Burt Lancaster, impecable)) y Slim Dundee, jefe de una banda de ladrones (Dan Duryea, simplemente genial), cómplices en un atraco y rivales a muerte, cómo no, cuando de mujeres se trata. Sobre todo si la mujer es Yvonne de Carlo (maravillosa) convertida en femme fatale a su pesar, que no tiene ninguna culpa de que los hombres puedan llegar a matar o morir por ella, a engañar y traicionar, tanto los exmaridos como sus actuales parejas.

crisscross

Y quién no, me pregunto yo. Y quién no.

firma-twitter-peq

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s