El hombre que inventó la novela negra en México

zocalo
El ejército patrulla el Zócalo mexicano en agosto de 1968

Nuevo ejemplo del siguiente arquetipo literario: novela que pasa desapercibida al publicarse y resucita varias décadas después convertida en profética bola de nieve. Bienvenidos a la leyenda de El complot mongol (Libros del Asteroide), escrita por Rafael Bernal en 1969, que fundó el género negro mexicano y llega ahora a países como España, Inglaterra y EEUU transformada en texto legendario. “Tiene fama de libro fundacional porque lo es. Fue la primera vez que alguien escribía novela policial en México“, aclara Luis Solano, editor de Libros del Asteroide.  Un acontecimiento editorial respaldado por dos pesos pesados de la novela criminal mexicana contemporánea, Yuri Herrera y Élmer Mendoza, que se encargan del prólogo y el posfacio de la edición española.

El complot mongol cuenta las peripecias de un sicario policial (Filiberto García) que trata de desbaratar un complot para asesinar al presidente de los EEUU de visita oficial en México. García tendrá que trabajar en equipo con el FBI y el KGB. Pero lo que arranca como una novela de espías de la guerra fría, acaba mutando en un paseo por las cloacas políticas de un México en el que la revolución ya había dado paso a la corrupción de una democracia fallida. El desencanto a la mexicana. “Presenció la construcción del Estado moderno, sus múltiples promesas, las transformaciones radicales que experimentó el país y las decepciones que las acompañaron”, resume Herrera sobre Rafael Bernal.

Sigue leyendo en El Confidencial

Sigue las actualizaciones del blog (y mucho más) en TwitterGoogle+ o Facebook

Anuncios

3 comentarios sobre “El hombre que inventó la novela negra en México

  1. Uffff. Si Alfonso Reyes o Maria Elvira Bermudez leyeran que El complot mongol ” fue la primera vez que alguien escribia novela policial en Mexico” se revolverian en sus tumbas cual acribillados por las Thomson humeantes en el dia de San Valentin.Tal honor creo que se lo merece un compañero de Bernal en aquel horno de ideas policiales que fue el Club de la calle Morgue . Le llamaban en clave Clagiostro, era hijo de inmigrantes libaneses y se llamaba Antonio Helú Atta ( emparentado con un prohombre mejicano muy conocido…pero esa es otra historia).Escribio relato policial desde los años 20 y publico en numerosas revistas de prestigio ( incluida el Ellery Queen’s Mistery Magazine…. de gratisimo recuerdo para este lector impenitente). Fundo y dirigio la Revista de selecciones policiacas y de misterio y con La obligación de asesinar (1946) dio a luz a un detective de referencia :Máximo Roldán( Roldan = Ladron ….). del que Maria Elvira Bermudez escribio “es muy parecido, y un digno sucesor, de Arsenio Lupin”, y a su ayudante Carlos Mirando ( autentico arquetipo del doctor Watson) . Tengo en el horno la tercera parte del origen de la novela policial y Helu se merece un lugar de honor como padre de la novela policial en Mexico…. y no soy descendiente suyo…..:-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s