Femenina y criminal: Joan Fontaine

Un blog en el que tan a menudo escribo de género negro estaría incompleto si no contara con la presencia, de vez en cuando, de una buena femme fatale que llevarse a los ojos. O de otras mujeres que, sin encajar estrictamente en esa etiqueta, sí son vitales en la historia del mejor cine negro.

No pretendo puntuarlas, para mí son todas de 10.

===============================

JoanFontaine12
Joan Fontaine

Biografía

Joan de Beauvoir de Havilland, más conocida como Joan Fontaine, hija menor de Walter de Havilland -abogado con despacho profesional en Japón- y de Lilian Augusta Ruse, actriz británica conocida como Lilian Fontaine, nació en Tokio el 22 de octubre de 1917. Ciudadana estadounidense desde 1943, fue hermana de otra actriz con la que mantuvo una fuerte rivalidad artística y personal: Olivia de Havilland.

Tras el divorcio de los padres cuando Joan Fontaine tenía dos años y por prescripción médica -era una niña enfermiza y padecía anemia- la madre se trasladó con sus dos hijas a Estados Unidos, fijando su residencia en Saratoga, California.

Recuperada su salud, pronto se manifestó como una niña muy brillante con un coeficiente intelectual de 160 a los 3 años. Más tarde, a los 15, se trasladó a Japón con su padre durante dos años, volviendo después a Estados Unidos para iniciar su carrera artística pero no con el apellido Havilland -que quedó reservado para su hermana mayor- sino con el inventado Burfield al principio y el Fontaine materno después.

Tras unos cuantos pequeños papeles en Call It a day, No más mujeres o Señorita en desgracia (la primera película de la RKO con Fred Astaire y Ginger Rogers-, su gran oportunidad le llegó cuando, en una charla con el productor David O. Selznick, hablaron de la novela Rebeca de Dapne du Maurier. Unos meses después el papel de señora de Winters era suyo y comenzaba el rodaje de la película -bajo la batuta de Alfred Hitchcock- que le supuso su primera candidatura al Oscar a la mejor actriz.

Un año después, en 1941, conseguía el premio por Sospecha, también de Hitchcock, siendo también candidata su hermana Olivia por su participación en Si no amaneciera. Cuenta el biógrafo Charles Higham que cuando Fontaine subió al escenario a recoger la estatuilla rechazó la felicitación de su hermana, una más de las muestras de la conocida enemistad entre ambas.Su carrera artística continuó siendo exitosa en los años 40, con películas como La ninfa constante, Alma rebelde, Abismos o Carta de una desconocida. En los 50 fue abandonando el cine y comenzó a aparecer en televisión -fue candidata a un Emmy por la telenovela Ryan’s Hope en 1980- y teatro. Su última película fue The Witches, en 1966.

Como curiosidades, decir que fue también piloto con licencia, piloto de globo aerostático, experta amazona, ganadora de concursos de pesca de atún, golfista, cocinera y decoradora de interiores.

Joan Fontaine falleció el 15 de diciembre de 2013 en Carmel-by-the-Sea, California.

En mi retina

De entre toda la larga filmografía de la actriz toca destacar en este blog su papel protagonista en dos grandísimas películas del género que nos ocupa: la primera, evidentemente, es Rebeca, la primera película dirigida por Hitchcock en Estados Unidos, dos premios Oscar -mejor película y mejor fotografía en blanco y negro- y otras nueve nominaciones.

Joan Fontaine, segunda señora de Winter -simplemente de Winter, ni en la novela ni en la película se le asigna nombre de pila alguno-, perseguida por la sombra de la primera, Rebeca, y que lució como nadie una prenda de vestir que, en España, dio nombre a un tipo de chaqueta corta. Eso sí, aunque sea la Fontaine la protagonista, hay que reconocer que cada vez que aparece en pantalla Judith Anderson en su papel de ama de llaves…

WINTER Y DANVERS
Señora Danvers y señora de Winter en “Rebeca”

La otra película a destacar es Sospecha, también de Hitchcok, por la que consiguió el Oscar a la mejor actriz. En ella interpretará a una joven de la alta sociedad que conoce en un tren al vividor Johnnie Aysgarth interpretado por Cary Grant, del que inevitablemente se enamora y con quien termina casándose.

Una mujer que deberá vivir con el miedo permanente a ser asesinada por su propio esposo cuando comienza a sospechar que el bueno de Johnnie puede estar tras la muerte de un antiguo amigo. Y una película con un polémico desenlace protagonizado por un vaso de leche y que, dicen, no es el que hubiera querido el director para su película.

suspicion2
Junto a Cary Grant en “Sospecha”

¿Cuál habría sido entonces? Pues según cuenta el propio Hitchcok en su libro de entrevistas con Truffaut, algo así:

“Cuando al final de la película Cary Grant lleva el vaso de leche envenenado, Joan Fontaine estaría escribiendo una carta a su madre: ‘Querida mamá, estoy desesperadamente enamorada de él, pero no quiero vivir. Me va a matar y prefiero morir. Pero creo que la sociedad debería protegerse de él’. Entonces Cary Grant le da el vaso de leche y ella dice: ‘Querido, ¿quieres enviar esta carta a mamá por favor?’. Él dice: ‘Sí’. Ella se bebe el vaso de leche y muere. Fundido, encadenado, una breve escena: Cary Grant llega silbando, abre un buzón y echa la carta al interior”

firmatwitterbosquefirmagoogleplus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s