12 años, 12 libros: “Juan Salvador Gaviota”

A finales de 2013 me planteé un objetivo de lectura: aprovechando que en 2014 cumplo 50 años, releer 12 de las novelas leídas antes de los 12 (más o menos) que consiguieron aficionarme a la literatura de por vida. La relación completa de los títulos a leer la tienes aquí, conforme vaya superando etapas iré publicando un breve comentario en este blog. Esta es una de ellas.

juan-salvador-gaviota-grandeJuan Salvador Gaviota, Richard Bach

Desde luego, uno de los libros que más dudas me generó a la hora de incluirlo entre las lecturas infantiles-juveniles programadas para este 2014 como parte del reto 12 años, 12 libros.

¿Por qué? Muy fácil, porque viéndolo en la distancia me digo que esta fábula pudo escribirla perfectamente Paulo Coelho y, la verdad, no es que sea yo muy fan del máximo exponente mundial de los libros de autoayuda.

Una fábula con una historia simple pero muy bien contada en la que Bach, a través de una Bandada de gaviotas a la que pertenece Juan Salvador -la díscola, la contestataria, la que se cuestiona los principios establecidos, la exiliada- nos habla de la superación de barreras, de esos límites perfectamente franqueables por ser nosotros mismos quienes nos los imponemos, de la necesidad -sin obligar a nadie, cada cual es muy libre de decidir si merece la pena o no tomar otro camino alternativo a la senda trazada durante siglos- de compartir esos conocimientos adquiridos con la práctica…

Decido finalmente incluir el relato entre las doce lecturas elegidas por esas razones y por alguna más: porque recuerdo que disfruté de niño con él, porque la edición que conservo -la que muestro en la imagen de esta entrada- es fantástica, porque cada vez que veo la portada del libro me vienen a la cabeza las notas de la magnífica banda sonora que ese cronner llamado Neil Diamond compuso para la película dirigida por Hall Bartlett…

Un relato que, a pesar de su corta extensión, ha dejado decenas de frases de esas que, impresas sobre bellas imágenes -en este caso no hace falta mucha imaginación, gaviotas y puestas de sol son suficientes- se comparten en redes sociales. De esas a las que tanta manía tengo. De esas de entre las que, a pesar de todo, quiero elegir una para cerrar este comentario:

“No tenemos por qué obedecer la Ley si no formamos parte de la Bandada.”

firmatwitterbosquefirmagoogleplus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s