Reseñando “La última llamada”, de Empar Fernández, en Calibre .38

la última llamadaEn algún lugar he leído que la mente humana no está preparada para soportar la muerte de un hijo, que existen términos para denominar a quienes sobreviven al cónyuge -viudo, viuda- o se quedan sin padre o madre -huérfano, huérfana-, pero no para señalar a quienes pierden a un hijo.

Tal vez por tratarse de una experiencia dificilmente superable.

Tal vez, sin embargo, todavía sea peor la pérdida de un hijo (o hija) sumado a la duda acerca de si ha muerto o ha desaparecido sin dejar rastro, si por voluntad propia o por causas ajenas a ella.

Y todavía peor, si cabe, si tal circunstancia se ve agravada por la sensación experimentada por el padre (o madre) al comprender que parte de la culpa de lo sucedido, por acción u omisión, recae sobre los propios hombros.

Lee mi reseña de esta nueva y -de nuevo- excelente novela de Empar Fernández en Calibre .38.

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s