Instareseñando mi última lectura: “Y todo a media luz”, de Maurizio de Giovanni

Definitivamente, abandono la revelación brutal de Louise Penny y voy con la siguiente #novelanegra

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

 

Última entrega de la serie protagonizada por el peculiar comisario Ricciardi y su facultad para escuchar las últimas palabras de los fallecidos en circunstancias violentas, ese poder que le acompaña desde crío y al que él se refiere como el Asunto.

Con Ricciardi, mostrándonos la Nápoles fascista de principios de los años treinta, su fiel sargento Raffaele Maione, el forense Bruno Modo (su desprecio por el Duce le deberá traer, inevitablemente, pésimas consecuencias), el confidente travesti apodado Nenita y las tres mujeres de su vida: la anciana tata Rosa que tan bien le conoce y las dos aspirantes a hacerse con su corazón, la tímida y recatada Enrica y la cantante lírica Livia.

Como las anteriores, una delicia de novela de principio a fin, en este caso con el asesinato de Víbora, la puta más guapa de Nápoles, como detonante. Tal vez, por poner un pero que no lo es, que en esta ocasión la resolución del caso tiene un peso menor que en entregas anteriores y que incluso la trama principal -esa investigación del asesinato de Víbora- se ve en un momento interrumpida por un espacio mayor de lo deseable con una subtrama no menos interesante.

Cuestiones menores cuando estamos ante literatura -criminal o de la otra- de primerísima calidad.

Instagram

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s