Novedad editorial: “68 perlas negras envueltas para regalo”, de Alberto y Heliodoro Díaz-Villaseñor

68perlas

Con prólogos de Guillermo Orsi, José Ramón Gómez Cabezas y Ricardo Bosque

Llámeme usted rarito, pero tengo almacenadas en casa decenas de cintas VHS, -sí, VHS- con miles de spots, uno de mis géneros televisivos favoritos, el formato creativo en el que el artista dispone de tan solo veinte segundos para conseguir lo que los publicitarios clásicos denominaron con el acrónimo AIDA: atención, interés, deseo, acción.

Su equivalente literario me merece el mismo respeto y despierta en mí el mismo fervor desde que leí, allá en la adolescencia, las extraordinarias narraciones salidas de la pluma de un tipo nacido en Boston. Luego vendrían los Chejov, William Carlos Williams, Raymond Carver y, por supuesto, más centrados en el género que me apasiona, los clásicos del pulp norteamericano que llegaban a España editados en la Ellery’s Queen Mystery Magazine, por ejemplo.

Impactos, latigazos, chispazos que sacuden al lector desde la mano hábil de un escritor que no dispone de margen de maniobra para equivocarse, que no cuenta con el colchón de las páginas de gracia que la novela permite, que se ve obligado a escribir una fotografía en unas pocas líneas con el objetivo perfectamente enfocado en la imagen que quiere captar.

Perlas, siempre. Perlas ensangrentadas, como cantarían Alaska y Dinarama. Envueltas para regalo por los hermanos Díaz-Villaseñor en el libro que nos ocupa. Criminales todas. Con la deseable pincelada de humor negro muchas de ellas. La mayoría, para leer en esos veinte segundos televisivos y releer después, con calma, un par de veces más para extraerles todo su jugo. Unas pocas, algo más extensas pero igualmente exquisitas.

Mujeres vengativas de falda rajada y tacón de aguja, ejecutores impasibles en el ejercicio de sus funciones, matones que no tienen su día, un Dudas haciendo honor a su apodo, navidades más negras que blancas, entierros gitanos que nada tienen que envidiar al de don Corleone, un Mundial de fútbol visto desde lo alto de una favela… Y entre tanta perla, dos premios mayores, dos relatos algo más extensos en los que esta pareja de hermanos viste sus mejores galas y exhibe toda su artillería.

Relatos para disfrutar, saborear y comprobar que el crimen no está reñido con la lírica, que tiñe, hábilmente y con toques sutiles y precisos, muchas de estas ciento y pico páginas listas para tomar en breves sorbos.

Que aproveche.

(Del prólogo de Ricardo Bosque)

68 perlas negras envueltas para regalo

H. Díaz-Villaseñor y A. Díaz-Villaseñor

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios
Novedad editorial: “68 perlas negras envueltas para regalo”, de Alberto y Heliodoro Díaz-Villaseñor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s