Reseñando “Cuentas pendientes”, de Susana Hernández, en Calibre .38

8648b-cuentaspendientes150Curvas, cuerdas, cuentas.

Tres palabras clave en los tres primeros títulos de una serie que, desde que arrancara a principios de 2011, va a más en cada una de sus entregas. A mucho más.

Las curvas con las que Susana Hernández hacía debutar a la subinspectora Rebeca Santana en el difícil arte de detener criminales y en la que nos la presentaba como una mujer firme pero vulnerable a un tiempo, sobre todo en aquello que respecta a su complicada vida familiar y sentimental.

Las cuerdas contra las que la autora puso a su protagonista en la segunda de la serie, que mejora sustancialmente a la anterior y en la que, a la viveza de los diálogos y situaciones, se une el desarrollo personal tanto de Santana como de su compañera de fatigas, la también subinspectora Miriam Vázquez con la que, contra todo pronóstico -por cuestiones de edad, formación, carácter o situación familiar- formará una pareja sólida y coherente a pesar de todo lo que separa a ambas mujeres.

Las cuentas que deberá saldar Santana en esta tercera entrega que ha tardado un cierto tiempo en llegar, una larga espera que, desde luego, ha merecido la pena.

Lee mi reseña de la novela en Calibre .38

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s