1 año en Instagram

Apasionado como soy de las redes sociales, allá a mitad del mes de febrero decidí abrir cuenta en una de las pocas que me faltaban para tener completa la colección: Instagram.

No conocía las claves de su funcionamiento (sigo sin tenerlas muy claras), pero me atraía, cómo no, su potencialidad visual, su franco crecimiento según contaban los especialistas (casi en paralelo al estancamiento de Twitter) y las posibilidades de encontrar un uso adecuado a mis intereses y aficiones: sí, la literatura en general y la novela negra en particular sin descuidar algunas cosillas más personales que voy encontrando por mis calles (no selfies, por supuesto, que uno es consciente de sus limitaciones ante un objetivo).

Una red muy diferente de las demás, en la que no se pueden añadir enlaces que conduzcan a tus seguidores a donde tú quieras (un contenido de tu blog, por ejemplo) o en la que regramear (bonito palabro para hablar de compartir o retuitear) es casi misión imposible y, cuando se puede, debe hacerse a través de aplicaciones de terceros.

Y, sin embargo, al poco de usarla y de conseguir algunos seguidores, me percato de algo fundamental: el alto volumen de interacción que alcanzan las publicaciones (en mi caso, en los últimos meses, casi el 10 % de mi número de seguidores le da al corazoncito de “me gusta” o pone un comentario en cada una de las publicaciones; esto, en términos de Twitter, me daría unas 300 interacciones por tuit, nada más lejos de la realidad).

Un año de Instagram, 160 seguidos, 265 seguidores, 6.392 “me gusta”, 349 comentarios, 500 imágenes publicadas y algunas ideas más claras acerca de cómo debe ser mi casita allí. Te dejo aquí unas pocas de esas 500 imágenes (24 en total que considero representan bastante bien la cuenta y muestran su evolución) y, por supuesto, la invitación a vernos por allí si te apetece.

A por mi segundo Marcelo Luján #novelanegra #books

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

No hace falta quemar libros… #frasedeldia #libros Buenos días

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Sopa de letras en #zaragoza

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Auténticas joyas literarias juveniles #libros #books

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Hoy no tocaba comprar #novelanegra #books #libros #Zaragoza

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Coño, y yo sin enterarme #noticias #prensa #Zaragoza

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Verano azul, otoño gris #street #urban #Zaragoza

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Dos reflejos por el precio de uno #Zaragoza #architecture #urban #street

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

¿Qué pone, qué pone…? #reading #estoyleyendo #libros

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Más vale lencería maña que fuerza #starwars #Zaragoza

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

¿Nave espacial a punto de aterrizar? No, Caixaforum de #Zaragoza #architecture

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

Una cervecita y unas rayas antes de cenar. #estoyleyendo #novelanegra #libros

A post shared by Ricardo Bosque (@ricardo.bosque) on

 

Instagram

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s