Reseñando “Hambre a borbotones”, de Álber Vázquez, en Calibre .38

hambreMás vale tarde que nunca, así que, aunque con unos cuantos meses de retraso respecto a la fecha de publicación, acometo finalmente la lectura de una novela que ya, desde la portada, me resulta francamente atractiva; que desde el título, me recuerda a otra –Sangre a borbotones– de Rafael Reig con la que disfruté como un enano allá a principios de siglo y que incluso me inspiró para la última de las mías, Cuestión de galones; que desde la sinopsis de la contraportada me está pidiendo a gritos: “Cómeme, cómeme”.

Y aunque uno es fiel a muerte a la novela negra, de vez en cuando conviene cambiar de miras o, cuando menos, abrir la mente a otros manjares, degustar otro tipo de libros que no respondan precisamente a los cánones establecidos, algo sumamente apreciado por alguien como servidor que, en más de una ocasión, se ha confesado admirador de las obras de género negro que pegan un puñetazo sobre la mesa y se salen descaradamente de la ortodoxia establecida.

Lee mi reseña de la novela en Calibre .38

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s