Lo importante es el viaje, no el destino: Yeruldelgger, de Ian Manook

Yeruldelgger, muertos en la estepa_150x230Creo recordar un eslogan del tardofranquismo, tan vez de cuando Manuel Fraga era ministro de Información y Turismo, que decía algo así como que “viajar forma a la juventud”, que no sé yo si se refería a los jóvenes que viajaban por puro vicio o a los que lo hacían para formarse laboralmente en Alemania y alrededores.

Y ese eslogan me viene a la cabeza -tal vez sustituyendo lo de “juventud” por algo así como “al lector de novela negra” mientras disfruto de esos parajes que sólo he visto en los documentales de La 2, a la hora de la siesta. Y lo hago en la mejor compañía posible, la del comisario Yeruldelgger, protagonista de esta primera novela de Ian Manook que ya se ha hecho con premios como el SNCF du Polar, el de las Lectoras de Elle o el de los Lectores Quais du Polar/20 Minutes.

Colérico e impredecible. Astuto y pertinaz como Montalbano o Marlowe, violento y vengativo como Mike Hammer o Harry el Sucio. Así es este policía mongol, orgulloso de serlo, repetuoso con las tradiciones de su pueblo y enemigo de esos nacionalistas que se sienten herederos de Gengis Kan que han hecho de chinos y coreanos el objeto oscuro de su racismo.

Lee mi reseña de la novela en Calibre .38

Sigue el blog (y mucho más) en Twitter, Google+ y Facebook

Anuncios
Lo importante es el viaje, no el destino: Yeruldelgger, de Ian Manook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s