Segundas partes sí pueden ser buenas: “La chica olvidada”, de Noelia Lorenzo Pino

olvidadaEn La sirena roja conocíamos a una pareja de policías integrada por la agente de la Ertzaintza Eider Chassereau y el suboficial Jon Ander Macua. Apuntaban maneras y prometían una continuidad que sería bien recibida por sus lectores.

Una pareja que se consolida en esta su segunda entrega, La chica olvidada, en la que nos encontramos con una historia mucho más pulida, más creíble -me remito a mi reseña de la anterior, en la que decía que los asesinos en serie no terminan de convencerme-, con unos personajes que han crecido, evolucionado favorablemente, dejado atrás algunos miedos o problemas -al menos lo intentan- y afrontando otros nuevos mientras tratan de resolver el asesinato de una muchacha de veinte años que -lo sabrán después- presenta ciertas similitudes con otro cometido en la misma zona catorce años antes.

Lee mi reseña de la novela en Calibre .38

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s