Demasiado mayor para tanta acción: vuelve Mascarell en “Tres días de agosto”

tres-dc3adas-de-agostoTodo comenzaba en Cuatro días de enero de 1939, en una Barcelona a punto de ser ocupada por el ejército franquista, la hija de una prostituta asesinada y una buena mujer enfrentada a un cáncer en fase terminal, lo que impide a su marido, inspector de policía del gobierno de la República, huir del país lo antes posible como aconsejan las normas más elementales de prudencia.

A partir de ahí, algo más de una década resumida en 36 días de la vida de ese inspector al que conocimos con 55 años y que cuenta en la actualidad con 70 primaveras, viudo de Quimeta y casado en segundas nupcias con una mujer a la que dobla la edad.

Estamos, ya, en Tres días de agosto de 1950, en una jornada de calor sofocante que el matrimonio formado por Miquel Mascarell y Patro se disponen a pasar en la playa, pero ésta es secuestrada suponiendo el punto de partida del caso más angustioso en el aspecto personal para nuestro querido inspector: si quiere que su mujer sea liberada deberá resolver, en un plazo de tres días, un caso cerrado en falso doce años atrás.

Lee mi reseña de la novela en Calibre .38

Anuncios
Demasiado mayor para tanta acción: vuelve Mascarell en “Tres días de agosto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s