Cantando La marsellesa en el café de Rick

Ya ha visto Casablanca veinte o treinta veces y, sin embargo, nunca se cansa de ella. Su condición de acomodador le obliga a permanecer durante las proyecciones más pendiente de los espectadores que de lo que ocurre ante sus ojos, así que no le queda otro remedio que ver las películas fragmentadas en pequeños retazos que su memoria, y en ocasiones su imaginación, debe encajar como si estuviera montando un rompecabezas animado. Y esa visualización de escenas sueltas, que a veces le cuesta recomponer y ordenar cronológicamente, le permite, aunque pueda parecer paradójico, prestar más atención a las piezas separadas, descubriendo cada día un nuevo matiz que, hasta entonces, ha permanecido oculto a sus ojos: una expresión cómplice en el rostro de alguno de los protagonistas, un personaje aparentemente secundario que, inopinadamente, adquiere una mayor dimensión, una voz distinta que se suma a las de los demás parroquianos del Rick’s entonando el himno francés…

Fragmento de “El último avión a Lisboa”, también disponible en ebook (Literaturas com Libros)

Anuncios
Cantando La marsellesa en el café de Rick

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s